venezuela-matriz 5 abril 2021


(POLÍTICA YA). – La Corte Suprema anuló este lunes la decisión de un tribunal de apelaciones de 2019 que concluyó que el expresidente Donald Trump violó la Primera Enmienda de la Constitución cuando bloqueó a seguidores de su cuenta de Twitter porque hacían comentarios críticos.

Trump No Podrá Bloquear A Sus Seguidores En Twitter

El tribunal superior desestimó el caso porque Trump ya no es presidente, por lo que ya no hay un caso vivo o controversia y además, el exmandatario fue expulsado de la red social.

Un panel unánime de tres jueces de la corte de apelaciones dictaminó en 2019 que la cuenta de Twitter de Trump era un foro público del que no tenía poder para excluir a las personas debido a sus puntos de vista.

Trump estableció su cuenta de Twitter en 2009, y en mayo y junio de 2017, mientras se desempeñaba como presidente, bloqueó a siete personas que habían expresado su descontento con el entonces presidente.

Los abogados del Instituto Knight de la Primera Enmienda de la Universidad de Columbia demandaron en nombre de las personas, argumentando que la acción de Trump violó sus derechos de la Primera Enmienda.

LA OPINIÓN DE THOMAS

El juez Clarence Thomas escribió la opinión en un documento de 12 páginas en el que reflexiona sobre lo que él llamó el poder peligroso que tienen algunas empresas privadas sobre la libertad de expresión.

Jueza Federal Ofrece Consejo A Trump Sobre Su Uso De Twitter

“Las plataformas digitales de hoy brindan vías para cantidades de discurso sin precedentes históricamente, incluido el discurso de actores gubernamentales”, escribió Thomas. “Sin embargo, también es sin precedentes el control concentrado de tanto discurso en manos de unas pocas partes privadas. Pronto no tendremos más remedio que abordar cómo se aplican nuestras doctrinas legales a la infraestructura de información de propiedad privada altamente concentrada, como las plataformas digitales”.

Ningún otro juez de la Corte Suprema se sumó a la opinión de Thomas.

Un tribunal de distrito dijo en 2018 que la acción del entonces presidente de bloquear a los seguidores violó los derechos de la Primera Enmienda de los individuos porque los excluyó de un foro público basado en sus puntos de vista, una decisión que luego confirmó el tribunal de apelaciones.

El entonces procurador general interino Jeff Wall pidió a la Corte Suprema que se hiciera cargo del caso, argumentando que la cuenta de Trump es personal, incluso si a veces está a cargo de su asistente Dan Scavino.